12 platos imprescindibles de la gastronomía de Ávila

La gastronomía de Ávila es una de las más ricas de nuestro país, con platos típicos de la cocina tradicional castellana y algunos de ellos muy arraigados a la provincia abulense. Sin duda, la estrella de la carta es la carne y, aunque se pueden probar diferentes, tipos, la ternera es la reina por encima de todas las demás.

El mero hecho de escuchar la palabra chuletón nos traslada la mente hasta esta provincia española, porque el Chuletón de Ávila es la joya de la corona, el gran reclamo de los establecimientos de hostelería a la hora de acoger a los visitantes y turistas como comensales.

Pero el Chuletón de Ávila no está sólo en la gran oferta de la gastronomía abulense, sino que son muchos otros los platos que podemos encontrar en bares y restaurantes, de los cuáles aquí os presentamos los 12 más destacados…

Chuletón de Ávila

 

gastronomía de ÁvilaComenzamos nuestro recorrido por la gastronomía de Ávila por su plato estrella: el Chuletón. Este plato, sólo apto para compartir o para los de buen comer, por su gran tamaño que puede llegar a alcanzar o sobrepasar el kilo de peso, además de que suele venir acompañado en el plato por patatas y ensalada, por si te quedas con hambre…

El Chuletón de Ávila tiene su secreto en su origen, la conocida carne abulense de la raza Avileña-Negra Ibérica -animales reconocibles por su pelaje negro-. De ellos se consigue un producto de gran calidad, con un sabor muy especial y muy tierno, que puede ser bien de ternera o bien de vaca o buey.

La gran calidad de esta carne nos abre aún más el abanico de posibilidades a la hora de pedir en los restaurantes de la provincia de Ávila, porque un simple filete es delicioso, o un solomillo de ternera… simplemente sublime.

Patatas Revolconas

 

gastronomía de ÁvilaEs otro de los grandes reclamos en los bares y restaurantes de Ávila, no sólo en los menús, sino también como tapas. Se trata de un plato sencillo, humilde, típico de una gastronomía castellana que tiene sus orígenes en la gente de los pueblos, en lo rural, y que preparaban sus comidas con ingredientes sencillos, pero con un resultado delicioso.

Las patatas revolconas son patatas cocidas y machacadas -no como un puré, sino que podemos encontrar trozos-, que están condimentadas con un preparado en los que los torreznos y el pimentón son la clave. Se fríen los torreznos y sobre ellos se pasa en un último paso el pimentón -¡Evitando quemarlo, que no es fácil!- lo que le da a las patatas ese característico tono anaranjado. Se sirven con los propios torreznos bien crujientes y, créanme, merece la pena probarlas…

Sopa Castellana

 

gastronomía de ÁvilaLa sopa castellana no es patrimonio exclusivo de la gastronomía de Ávila, pero sí tiene bastante importancia, siendo, de hecho, uno de sus platos más populares. Es otro de esos platos que tienen un origen humilde, en el corazón de los pueblos, que son además el corazón de esta bella provincia de Castilla y León.

Esta sopa, que no es un sencillo caldito, sino que es un plato contundente ideal para las épocas de frío, es una especie de sopa de ajo, donde se mezcla este con trozos de pan que han sido previamente sofritos con trozos de jamón serrano y un poquito de pimentón -muy utilizado en la cocina abulense-. Todo esto va después a una una olla con agua, donde se prepara aderezándolo al gusto, normalmente con sal y perejil, para, al terminar añadirle un huevo que se servirá con la sopa escalfado. ¡Importante tomarla bien caliente!

Sopas Canas

 

Las conocidas como sopas canas, típicas también de otras zonas de Castilla, son una variante de la sopa castellana, muy similar, pero con una diferencia sustancial: que a la hora de hacer el caldo, el agua cede su puesto para dárselo a la leche… Sí, ¡a la leche!

Igualmente, estas sopas necesitan un sofrito previo con el ajo y una pizca de pimentón al que se añadirá el pan de la misma manera y, posteriormente, para terminar haciendo las sopas canas, la leche que puede ser del animal que sea, pero que suele ser más típica cuando es de oveja o de cabra. Su color característico, entre blanco y un ligero anaranjado provocado por el pimentón, dan muestra que qué plato tenemos ante nosotros.

Judías de El Barco

 

gastronomía de ÁvilaLa protagonista aquí es la judía, pero la judía como producto, como ingrediente. En realidad se las conoce más popularmente como judiones de El Barco de Ávila, nombre que les viene dado de su zona de procedencia, que no es otra que esta localidad del suroeste de la provincia de Ávila, muy cerca de la Sierra de Gredos y en el conocido como Valle del Tormes.

En cuanto a su preparación como plato, es muy similar a la que se hace en Asturias con la fabada, ya que se fundamenta en ingredientes como el chorizo, la morcilla y la panceta y las costillas, en ambos casos adobadas. El resultado es un plato contundente a la par que delicioso, y perfecto para tomar en épocas de frío, porque hay que servirlo, como pasaba con la sopa castellana, bien caliente… Será por que Ávila es una de la provincias más frías de España por lo que se sirven tantos platos calientes como estos…

Cocido morañego

 

gastronomía de ÁvilaSeguimos con legumbres, pero ahora hacemos un viaje hacia el norte de la provincia, esa que casi linda con la zona de Valladolid, donde tiene gran importancia y crédito entre los comensales los garbanzos de la zona, unos garbanzos con una forma muy característica, muy redonda, y con un color tirando a amarillo con un pico curvado con los que es fácil identificarlos y con una textura mantecosa a la hora de comerlos.

Con ellos, se prepara uno de los más destacados platos de la gastronomía de Ávila y, concretamente, de esta comarca: el cocido morañego. Este plato no dista mucho de otros cocidos típicos de otras zonas de nuestro país, ya que incorpora ingredientes de siempre como el propio garbanzo acompañado de tocino de cerdo y morcillo de ternera y verduras como el repollo… Todo ello sirviendo cuando platos en su correcto orden: la sopa, los garbanzos, la verdura y la carne…

Tostón de Arévalo

 

gastronomía de ÁvilaBien conocido es por todos el cochinillo de Segovia, el gran reclamo de esta ciudad y su provincia para los turistas en cuanto a la gastronomía. Pero no menos conocido es el cochinillo que se hacer en la denominada como la capital de la comarca de la Moraña, Arévalo, al que se le conoce popularmente como el Tostón de Arévalo.

Este plato, como pasa con el segoviano, es un cochinillo o lechón asado al estilo tradicional al horno, una receta muy sencilla, pero que unos saben hacer mejor que otros y, sin duda, ese es el caso de la gente de Arévalo, que lo preparan con mucho gusto. Un plato, también para compartir, que no os podéis perder por nada del mundo.

 

Sopa Goya

 

Esta sopa a la que también llaman sopa de aceitunas sólo la hemos encontrado en el municipio de Piedrahíta, en la zona del valle del Corneja, cerca de El Barco de Ávila y a apenas 50 kilómetros de la capital abulense.

Se trata de una sopa muy sencilla y ligera que tiene como ingredientes aceitunas de manzanilla cortadas en rodajas, pimiento rojo, atún y huevo duro en cachitos. Parece que son ingredientes que nunca se te ocurriría mezclar, pero créanme que el resultado es una sopa deliciosa, que suele ponerse con sopa de bolitas, pero que podría hacerse con cualquier otro tipo. Es difícil encontrar este plato en la provincia, pero si lo encuentran no duden en probarla.

 

Migas de Pastor

 

Como ya hemos venido comentando con otros platos, la gastronomía de Ávila destaca por sus orígenes humildes, por la tradición de las cocinas de las casas de los pueblos y, en ellos, nunca faltan las migas de pastor. La gente suele relacionar este plato con Extremadura, pero lo cierto es que se puede encontrar en muchos más lugares, entre ellos la provincia abulense, muy relacionada con la comunidad extremeña desde tiempos inmemoriales de la mano de la ganadería y la trashumancia.

Las migas se preparan en Ávila con pequeños trozos de pan acompañado de un sofrito de torreznos con una pizca de pimentón y una gotita de agua para dejar el pan jugoso. Su sabor es delicioso y se puede acompañar de otros elementos como puede ser el pimiento… o uvas.

 

Patatas con Costilla

 

Se trata de un guiso muy extendido por toda la provincia de Ávila y que suele servirse en fiestas populares en lo que se conoce más tradicionalmente como caldereta. En realidad es un preparado muy extendido por toda la geografía nacional, pero lo incluimos en este listado por su gran presencia dentro de la gastronomía de Ávila.

Se prepara con trozos de patata que se cuecen con las costillas de cerdo que dan su particular gusto gracias al adobo. Además, suelen llevar también dentro del sofrito que se le añade ajo, cebolla y vino blanco. El resultado es un guiso con mucho sabor, que nos sirve como plato único y que, como otros anteriores, mejor degustar bien calentito.

 

Monda de Mombeltrán

 

Mombeltrán es otro municipio de la provincia abulense que se encuentra bajo las faldas de la Sierra de Gredos, justo antes de llegas al conocido Valle del Tiétar y descendiendo desde este sistema montañoso por el Puerto del Pico. Se sitúa en el Valle del las Cinco Villas, una zona arropada por las montañas donde se disfruta de la rica gastronomía de Ávila y donde también se pueden encontrar peculiaridades como la Monda de Mombeltrán.

Este plato, también contundente, como tantos otros por tierras abulenses, es un revuelto de huevos al que se le añaden productos de chacinería -es decir, de embutidos-, que también son muy típicos, lomo puede ser, por ejemplo, el picadillo de chorizo y lomo de cerdo y jamón fritos.

 

Yemas de Santa Teresa

 

gastronomía de ÁvilaY para acabar, lo hacemos como se acaban las comidas, es decir, con el postre más típico de la gastronomía de Ávila: las Yemas de Santa Teresa. Este dulce tradicional de la repostería abulense se suele comprar como souvenir por parte de los turistas y son muchos los restaurantes que lo sirven con postres preparados con otros elementos.

Se trata de pequeñas bolas de yema sobre una tartaleta, con un color naranja muy característico y decoradas con azúcar glas por encima, para cuya elaboración se utilizan yemas de huevo y un almíbar hecho con agua y azúcar al que añaden limón y canela. Es un postre muy dulce y muy sabroso, sólo apto para los amantes de este tipo de postres… ¡Están deliciosas!

 

Muchos de estos platos típicos podrás degustarlos en la Cafetería Drakar, en el municipio de Hoyos del Espino, un establecimiento que está especializado en los platos tradicionales de la gastronomía de Ávila pero con un toque único y especial para que los disfrutes aún más si cabe.



En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para la mejora de todos nuestros servicios. Si continuas navegando por este sitio significa que aceptas el uso de estas cookies. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar